Audaces - Improve your design

Design de moda com foco em resultados para seu negócio

Ícone de Pesquisa

21/09/2015

Qué nos puede enseñar una blusa de lunares sobre Slow Fashion

Primeramente, debo reconocer que soy una frecuentadora asidua de tiendas de segunda mano. Me encanta zambullirme en montañas de ropa en búsqueda de tesoritos fashion. Y es que, un día cualquiera, encontré una blusa blanca con lunares negros. Buena tela, cuellito Peter Pan, patrón amplio, estilo años 90. Me la llevé. Me la puse con correa y sin correa, la combiné con leggings y shortcitos, la usé en invierno y en verano, y la vestí trabajando y hasta en vacaciones. Pero llegó el momento en que decidimos separarnos. Hice una limpieza de clóset y terminé vendiendo la dicha blusa a una amiga. Y así se fueron las dos, felices y contentas.

Esta historia terminaría aquí si no fuera por la siguiente coincidencia: un tiempo después me encuentro mirando un tendedero en una feria de ropas de segunda mano, ¿y adivine quien estaba allá, colgadita y perfumada? Mi “ex” blusa de lunares. Conversando con la vendedora de mi ex blusa descubrí que había sido recientemente cambiada por aquella mi amiga por una otra pieza de ropa. Detalle: la blusa me costó tres reales y la vendí por cinco. Y ahora, en el tendedero, ¡ya valía diez! O sea, cuanto más usada, más valorizada. ¿Parece irreal? Así es, pero pasó. El hecho nos rindió unas buenas carcajadas pero también trajo a flote la reflexión sobre algo muy importante: la teoria del Slow Fashion, o en español, la “moda lenta”.

El movimiento Slow Fashion, al contrario del Fast Fashion, puede ser resumido así:

– Piezas con patronaje cuidadoso; es decir, el fabricante se tomó el tiempo de probar la caída y hacer los ajustes necesarios para que la pieza quede per-fec-ta al cuerpo;

– Los materiales empleados son durables: nada de telas que destiñen, deforman o forman bolitas en los primeros lavados;

– El estilo es atemporal: las ropas no necesitan ser rectas y sin gracia, pero deben tener el cuidado estético necesario para sobrevivir a las microtendencias y al paso del tiempo;

– Menos es más. Ya no es imprescindible (ni bonito) comprar una pieza de ropa carísima para usarla apenas una vez. Es posible pensar soluciones contemporáneas de alquiler y préstamo de ropas para ocasiones que requieran vestimentas más elaboradas. Tiendas de segunda mano y sistemas de cambios también valen;

– Priorizar la utilización de aquello que ya está listo en vez de fabricar cosas nuevas. Productos nuevos requieren materia prima, agua y energía. Reutilizar aquello que ya existe ahorra muchos recursos naturales, que pueden hacer falta más tarde para nuestra sobrevivencia.

– Para finalizar: un estilo de vida más lento. Nuestra forma de vestir refleja quienes somos. Confiar en el slow Fashion es desacelerarse en su totalidad. Tener tiempo de abrazar, de contemplar el cielo y de ser feliz con cosas simples. Y sinceramente, no hay tiempo de hacer nada de eso cuando se está corriendo para consumir (o fabricar) el último grito de la moda, ¿verdad?


Fuente: wisegeek.com

Pero por fin, ¿que hizo con que la blusa de lunares pasara por tantos clósets y siguiera existiendo? Vamos por partes:

1.Fue hecha con una tela durable, que no destiñe ni deforma.

2. Su patronaje es versátil, pues, por ser amplia, cae bien tanto en chicas delgadas como en gorditas.

3. Sus colores neutros (negro y blanco) le permiten combinar con diferentes piezas de ropa y accesorios.

Claro que de nada habría servido que la bella blusa reuniera todos esos atributos si su primera dueña la hubiera botado a la basura, allá por los años 90. El movimiento Slow Fashion es, por lo tanto, un esfuerzo de todos y para todos. Es necesario desarrollar esa cultura de “desaceleración” tanto en los consumidores como en los fabricantes. ¿Quién sale ganando? !Todos! Sobra más tiempo, sobra más dinero y claro, sobra más planeta para nosotros y para las próximas generaciones. ¿Y usted, cuántas blusas de lunares tiene en su clóset?


Blusa de lunares parecida con la de la historia / Fuente: tvojklik.com

Por Lucía Andrea Vinatea Barberena

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Você também pode gostar de ler:

amor por una marca

13/06/2019

¿Qué nos hace sentir amor por una marca?

Escrito por Audaces

EVENTO ITMA 2019

31/05/2019

Audaces presente en ITMA 2019, la feria de tecnología textil que marca tendencia en el mundo de la moda

Escrito por Audaces

que es patronaje de ropa

29/05/2019

El patronaje de ropa: ventaja competitiva para los diseñadores de moda

Escrito por Audaces